Blogia
Susurros al viento

Frases existenciales

Minidecálogo de consejos existenciales

Minidecálogo de consejos existenciales

Soy amante de las frases existenciales, de esas que te puedes encontrar pinturrejeadas con spray en una pared cuando vas conduciendo por la carretera, de esas que escuchas en uno de esos anuncios tan creativos en la televisión mientras haces la cena, algunas que te aparecen en una buena novela, las que te recuerdan el día en el que vives en el dietario de la mesa de la oficina... palabras en las que reconozco el camino que quiero recorrer en mi vida, mi modo de sentir, o con las que paro mis prisas para desmenuzarlas, analizarlas y intentar gravarlas en mi día a día.

Hoy me he encontrado una hoja garabateada con algunas de ellas. Frases simples, palabras simples, pero con una carga de intenciones, de oxígeno, de esperanza, que me hacen ver la vida más sencilla de lo que yo me la imagino, la siento o la vivo. No recuerdo de dónde las saqué, no son las mejores que he leído, pero me han asaltado...por algo será... Tal y como vivo últimamente, es para leérselas varias veces e intentar respirarlas, aunque en mis momentos de siroco interno, se me escurran, todas las frases, las palabras, las ideas vuelan por los aires, y el huracán me arrastra...

1. Ten en cuenta que los grandes amores y logros entrañan un gran riesgo.

2. Si pierdes, no pierdas la lección.

3. Aplica las tres erres:

Respétate a ti mismo.

Respeta a los demás

Responsabilízate de tus acciones.

4. Recuerda que a veces, no conseguir lo que quieres es un maravilloso golpe de suerte.

5. Aprende las reglas para que sepas incumplirlas cuando conviene.

6. Haz lo mejor que puedas y lo más desprendidamente posible en todo momento y circunstancia. No importa que nadie lo sepa; tú lo sabes.

7. La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento.

8. Pasa algún tiempo solo todos los días.

9. Abre tus brazos al cambio, pero no abandones tus valores.

10. Recuerda que, a veces, el silencio es la mejor respuesta.

11. Vive una buena vida honrada. Después, cuando seas mayor y mires atrás, serás capaz de disfrutarla de nuevo.

12. Un entorno de amor en tu hogar es la base de tu vida.

13. Todos los problemas son ilusiones mentales. No hay problemas, sólo hay situaciones, situaciones que han de ser afrontadas o que han de dejarse como están y aceptarse como parte de la cualidad de este momento hasta que cambien o puedan tratarse de algún modo.

14. Comparte tus conocimientos. Es la forma de lograr la inmortalidad.

15. El verdadero camino de exploración no consiste en descubrir nuevas tierras, sino en tener nuevos ojos (Marcel Proust)

16. La lección más difícil de aprender es qué puente usar en la vida o cual quebrar.

17. Recuerda que la mejor relación es aquella en la que el amor mútuo es mayor que la necesidad mútua.

18. Juzga tu éxito en función de aquello a lo que has renunciado para conseguirlo. (Uf, esta duele)

19. No temas si caes en el abismo más oscuro. Allí, en lo más hondo, hallarás la luz que brilla con más fuerza.

20. La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, para caminar.

(Fotografia: Björn Oldsen)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Temes lo que puede traerte el mañana?

No te adhieras a nada, no interrogues a los libros ni a tu prójimo.

Ten confianza;

de otro modo, el infortunio no dejará de justificar tus aprehensiones.

No te preocupes por el ayer: ha pasado...

No te angusties por el mañana: aún no llega...

Vive, pues, sin nostalgia ni esperanza:

tu única posesión es el instante

Omar Khayyam Rubahyiat

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Arriesgarse


Rescato una dicha popular que Alex Rovira Celma cita en su libro "La Brújula Interior", que aunque me muero de ganas por leérmelo, aún no he tenido ocasión, pero sí de hojearlo, y me ha encantado. Dice así:

"Reírse es arriesgarse a parecer tonto.

Llorar es arriesgarse a parecer sentimental.

Alargar el brazo para coger a otro es arriesgarse a implicarse.

Mostrar los sentimientos propios es arriesgarse a mostrarse uno mismo.

Exponer tus ideas o sueños ante una multitiud es arriesgarte a perderlos.

Amar es arriesgarse a no ser correspondido.

Vivir es arriesgarse a morir.

Tener esperanzas es arriesgarse a perderlas.

Pero se tienen que correr riesgos.

Porque el mayor peligro en la vida es no arriesgar nada.

Si no haces nada, si no arriesgas nada, tu existencia se oscurece.

Es probable que de este modo evites sufrimientos, pero no vas a aprender a sentir, a cambiar, a amar ni a vivir.

Encadenado a una actitud de miedo, uno se convierte en esclavo...

Y pierde su libertad.

Sólo eres libre si te arriesgas."


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres