Blogia
Susurros al viento

Si me preguntan...

Si me preguntan...

 

Si me preguntan si aún hoy siento algo por ti, como ha hecho esta noche mi madre, mentiría si dijese nada de nada. No me miento. Queda una gran amistad, y sí, algo más que eso, quedan ascuas teóricamente sofocadas, esa teoría de la que tanto he luchado por esconderme, quizá por temor o resentimiento, o quizá por mi firme idea de que lo vivido, vivido fué, y mejor dejar quieto al participio.

Estamos empezando a jugar vertiginosamente a hacer equilibrios sobre un hoguera donde se pueden acabar lastimando los sentimientos, quemar esperanzas, cosa que no quiero hacerte ni hacerme a mi misma. Me inmerso en una batalla al tenerte que entregar mi amistad así. Porque no puedo dejarme llevar por cómo soy realmente como con cualquier amigo, ya que un paso en falso y te regalo un gesto inocente, y te parecerá una señal de que no eres como "cualquier amigo". No quiero engañarme. Pero los giros de la vida a veces deparan emociones nuevas o renovadas que no esperabas volver a sentir. Tú andas falto de cariño. A mi me sobra para regalar. Y eso se palpa en el ambiente.

Paradoja, sí, porque huelo una mala amalgama de identidades. Tú, emanando fuego por tus poros, silenciando verdades, legando dudas en cada momento compartido, y yo, flotando en mi universo onírico, líquida y escurridiza, voluble y de rumbo cambiante. Tu nadando en la desbordada rutina de tus días, y yo quemándome en mi recién estrenada "completa" soledad sentimental. Mala combinación de elementos, muy mala...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres